Por estos días, y con un virus propagándose por todo el mundo, aprender unas recomendaciones y consejos para desinfectar y limpiar nuestro hogar es muy oportuno y práctico a la hora de cuidar de nuestros seres queridos. Por ello, es útil saber qué podemos hacer desde nuestros hogares para disminuir el riesgo de infección y contagio.

Tal como lo explica la OMS, los virus se propagan de persona a persona cuando hay un contacto cercano. La transmisión ocurre a través de gotas respiratorias procedentes de la nariz o boca de una persona infectada sobre una o varias personas sanas.

Pero no solo es así, si este goteo alcanza superficies u objetos cercanos, pueden convertirse en focos de infección. En estos casos, si una persona tiene contacto con dichas superficies y luego se toca los ojos, nariz o boca, es muy posible que se infecte.

¿Cómo limpiar y desinfectar el hogar?

Una buena limpieza en el hogar es sinónimo de bienestar y salud. Permite eliminar los gérmenes, suciedad y cualquier impureza que facilita las transmisión de infecciones.

A lo largo del día y con mucha frecuencia tenemos contacto con mesas, pomos de puertas, interruptores de luz, inodoros, grifos, etcétera. Y aunque no manifestemos síntomas de contagio, podemos convertirnos en un foco de contagio para nuestras personas queridas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aconsejan emplear limpiadores domésticos y desinfectantes que estén respaldados por las entidades que regulan la calidad de los productos desinfectantes. En el Perú, esta responsabilidad es de DIGESA. Así, lo idóneo será tomar unos minutos antes de comprar nuestros útiles de limpieza y leer la información de la etiqueta, para darles un uso adecuado.

¿Cómo limpiar y desinfectar un hogar con personas aisladas?

Para hogares con personas aisladas, las recomendaciones son más rigurosas en cuanto a la limpieza. Para comenzar, la persona aislada debe permanecer en una habitación específica, alejada, en la medida de lo posible, de otros miembros de la familia. Las recomendaciones para los familiares cuidadores y enfermos debe ser lo siguiente:

  • Limpiar y desinfectar todos los días, cada una de las superficies de contacto continuo.
  • Limpiar con mayor regularidad los baños y artículos de uso personal de todos los miembros de la familia, especialmente de la persona enferma. Aquí podemos incluir toallas, pijamas, ropas de cama y prendas de vestir.
  • A menos que se trate de un menor de edad, infante, persona discapacitada o alguna que no pueda tener contacto con desinfectantes, se recomienda incluir productos de limpieza personal en la habitación.

Existen además, otras medidas preventivas que podemos poner en práctica durante la limpieza y desinfección de nuestro hogar. Estas deben realizarse tanto en caso de sospecha de infección viral como en casos ya confirmados, no solo por el actual virus, sino siempre que haya riesgo de una infección similar propagándose.

Medidas preventivas:

  • Emplear guantes desechables a la hora de limpiar y desinfectar superficies. Recordar también que estos guantes, como su nombre indica, son desechables y de un único uso.
  • Después de usar los guantes y desecharlos, lavarse las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón.
  • Si quieres limpiar superficies, se puede emplear una solución diluida de lejía doméstica, siguiendo las instrucciones de ventilación y uso. La proporción correcta es 5 cucharadas de color por cada galón de agua.
  • Si lavas ropa de una persona enferma o posiblemente contagiada con el virus, debes usar guantes también. Estas prendas de vestir no deben agitarse y, si es posible, lavarlas con agua tibia.

Por último, recuerda siempre la importancia de garantizar una óptima higiene en tus manos, por ti y las personas que más quieres.

#YoMeQuedoEnCasa